BOUDOIR

El Boudoir es un estilo fotográfico en el que la mujer se muestra sugerente, sensual, atractiva y a gusto consigo misma.

Y lo de “a gusto consigo misma” tiene mucha importancia. En esta expresión se destierra el concepto de “canon de belleza”. No importa el peso, la talla, ni siquiera la edad.

La mayoría de quienes solicitan esta sesión no son modelos. Es gente “normal” que quiere sentirse guapa, especial, divina, sexy… pero que no tiene experiencia posando.

Basta con sentirse a gusto. Basta con querer mostrar esa sensualidad que llevas dentro. Es un regalo que te haces a ti misma o, tal vez, un regalo para alguna persona importante en tu vida.

Las sesiones boudoir suelo realizarlas en el estudio fotográfico (CalaDor), pero también puede ser en una localización, en tu propia casa, en un hotel, un apartamento, etc.

Lo más importante son las poses!
¿Te fiarías de un fotógrafo que de diga: ” tu vete cambiando de pose que yo voy haciendo fotos ” ? la mayoría de la gente no. Y la mayoría de las veces es lo que te va pasar si no decides bien quién es tu fotógrafo.

Mi técnica consiste en guiarte y ayudarte en todo momento. Desde desde el minuto cero de la sesión.

La idea es aplicar en ti toda la experiencia adquirida durante años en fotografía con modelos, editoriales, catálogos de lencería para que te sientas igualmente de guapa por dentro que por fuera.

La sesión de Boudoir suele durar unas dos horas y por supuesto, puedes estar acompañada de la persona que quieras.

Lo importante es que te sientas especial, ya sean fotos para ti,  o incluso para regalar a tu pareja en forma de sorpresa.

Una experiencia única y unas fotos en las que verte diferente. Se entregan la selección de las mejores fotos, procesadas en alta calidad (no retocadas. Lo que buscamos es que tu seas tu y no un personaje inventado). Además, si así lo deseas, puedo entregarte un álbum con las que tu elijas impresas.